Playa

Cuando empieza a hacerse notar el calor ¿cómo podemos pensar en un día inolvidable? en la playa, jugando con la arena, montando en piragüas, siendo un atrevido pirata o simplemente dándonos un chapuzón. Eso sí, con la máxima tranquilidad de que los niños se diviertan con seguridad.

En Prosede, siempre nos bañamos con el agua,  no más de la cintura para los mayores y no más de las rodillas para los pequeños. Aunque no le guste esta norma a los peques, las actividades que les combinamos, hacen que se les olvide por donde les llega el agua en la hora del baño.

Volver

© 2009 Prosede, Promotores de Servicios Deportivos, s.l. - Política de Privacidad -